La implantación de instalaciones de calefacción de alto rendimiento

La implantación de instalaciones de calefacción de alto rendimiento

A partir de 2020, los edificios con un consumo de energía prácticamente nulo (Nearly Zero Energy Buildings, NZEB) serán los que reinen en toda Europa.

Según establece la Directiva Europea 2010/31/UE, a partir del 31 de diciembre de 2020, todos los edificios de nueva construcción deberán tener un nivel de eficiencia energética
muy alto, y adelanta esta obligación al 31 de diciembre de 2018 para todos los edificios públicos. Siendo el mayor punto de consumo de energía en edificios y viviendas, los sistemas de calefacción jugarán un papel clave para alcanzar los objetivos marcados en la Directiva 2010/31. Por lo tanto, ante este reto, además de apostar por sistemas constructivos más eficientes, será necesario fomentar la implantación de instalaciones de calefacción de alto rendimiento como son las que a
continuación se enumeran:

  • Caldera de condensación
  • Bomba de calor de gas
  • Bomba de calor eléctrica
  • caldera de biomasa